Seguro que os habéis preguntado en más de una ocasión cuál es el momento más idóneo para llevar a cabo una buena limpieza de vuestro frigorífico. 

En Iscaser cocinas nos encanta lo que hacemos: diseñamos tu proyecto desde cero, ¡y también somos fabricantes de cocinas en Madrid! Por ello desde nuestro blog, te traemos consejos, novedades, tendencias, etc. de cocinas.

Consejos para descongelar la nevera: cuándo y cómo  

Los avances en el mundo de los electrodomésticos han hecho desarrollar frigoríficos no frost.

¿Qué es un frigorífico frost y no – frost?

descongelar la neveraHay dos clases de neveras según la forma de difundir el frío en el congelador a la hora de almacenar y conservar los alimentos: los frigoríficos convencionales (frost o frío directo) y los no frost

Este último sistema posee un motor que enfría nuestro congelador, junto con un ventilador que hace que el frío se distribuya de forma homogénea. Así no se genera escarcha, ya que la humedad no se condensa; además de que la calidad de la congelación es mayor, conservando mejor el sabor y propiedades de los alimentos. Con este tipo de congelador solo te tendrás que preocupar de guardar los alimentos en un recipiente adecuado, y que esté bien cerrado, para no deshidratarlos por el frío.

En Iscaser contamos con grandes marcas de electrodomésticos que ofrecen una alta calidad, para que la vida útil de nuestra cocina sea aún mayor. 

¿Cada cuánto hay que descongelar el congelador?

El primero de los consejos para descongelar la nevera, es la frecuencia. 

Si tenemos un frigorífico convencional, uno de los factores que también provoca la aparición de hielo, es abrir y cerrar la puerta del congelador; ya que el aire que entra favorece su generación. 

descongelar la nevera

El hielo es un aislante, por lo que el motor de nuestra nevera tendrá que hacer un mayor esfuerzo para poder enfriar los alimentos y conservar su temperatura; lo que hace que se genere un mayor consumo energético y que se acorte la vida útil de nuestro electrodoméstico.

Como curiosidad, una capa de solo 3 mm de escarcha nos puede llegar a suponer un aumento de hasta el 30% de nuestro consumo.

Lo mejor es descongelar el congelador unas dos veces al año. Uno de los momentos ideales, es el de las vacaciones: si vamos a pasar por lo menos una semana fuera de casa, intentar consumir los alimentos de la nevera para así dejarla lo más vacía posible e iniciar el proceso de descongelación del congelador. Lo podemos dejar descansar durante toda nuestra ausencia, aunque cuidado: mejor comenzar un par de días antes ya que el hielo, si no lo podemos quitar bien, comenzará a soltar agua por nuestra cocina. 

¿Cómo descongelar la nevera?  

Una vez que hemos retirado todos los alimentos de la nevera, los pasos a seguir serían estos. Si no has podido vaciarla por completo, puedes guardar los alimentos durante algunas horas en una nevera portátil con placas de hielo: descongelar la nevera

  • Colocar trapos alrededor de la nevera para evitar que el agua del hielo derretido inunde la cocina
  • Desenchufar el frigorífico
  • Ir sacando uno a uno los cajones del congelador. Si estos están muy pegados o encajados por el hielo, puedes esperar un poco para que se derrita
  • No suelen requerir una limpieza especial. Los puedes dejar como nuevos tan solo con agua y jabón
  • El interior del congelador, una vez sacados todos los cajones y derretido el hielo, lo puedes limpiar con agua y bicarbonato. Esto último se emplea para así también eliminar olores.

Cuando todo esté seco, puedes volver a proceder a su colocación y enchufar el frigorífico. 

Como último consejo, si se ha descongelado algún alimento, no es recomendable volver a congelarlo; ya que la cadena de frío se ha roto y hay muchas posibilidades de que esté en mal estado.  

Consejos para descongelar la nevera
Rate this post
¡Ahora comparte!