Es posible que visites muchas tiendas de cocinas en el centro y salgas con distintos tipos de conclusiones al respecto, ya que hay opiniones acerca del uso de las campanas para casi todos los gustos, sobre todo, si no sabes para qué se utiliza este elemento.

Las campanas son un elemento más dentro del diseño de cocinas, pero no solo es importante como tales, sino que son uno de los elementos funcionales más importantes que hay por lo que sí, es importante  colocar por seguridad campanas de cocinas.

¿Para qué sirve una campana?

Básicamente, una campana sirve para extraer el aire «contaminado» de la estancia. Cocinar alimentos hace que se generen humos y vapores cuya acumulación es perjudicial tanto para nosotros como para el resto de muebles de cocina, ya que ensucia y los estropea con el tiempo.

Siempre debemos tener en la cocina un método extractor de humos, de hecho, esto es algo que está regulado por la ley en previsión de prevenir accidentes que podrían llegar a ser peligrosos.

Es importante que la campana cubra por completo toda la parte de los fogones, esto es algo que debemos tener en cuenta a la hora de comprar o de diseñar este elemento de la cocina. Además, se recomienda que se cocine con las ventanas abiertas siempre que se pueda y no se disponga de algún sistema de ventilación mecánico.

Por último, también se recomienda mantenerla limpia para mejorar la eficiencia de la misma. Visto todo esto, te recordamos que sí, debemos colocar una campana en nuestra cocina.

Ventajas de una campana extractora

Ya hemos hablado acerca de la acumulación de humos y de que, a largo plazo, puede llegar incluso a ser peligroso, pero hay más ventajas que ofrece una campana.

Una de ellas son los olores, una campana ayuda a no propagar los olores de la cocina por toda la casa, algo que evita algo que puede llegar a ser bastante incómodo.

Diferentes campanas de cocina

A pesar de su utilidad hay varias desventajas que representa el uso de campanas. El uso del espacio, la estética de las cocinas abiertas, la incómoda limpieza o el nivel de ruido hace que mucha gente no tenga esto como su “mayor prioridad” precisamente.

Existen extractores hacia abajo que pueden hacer tan bien el proceso de eliminación de humos salvando algunas de las desventajas antes mencionadas.

También hay alternativas en cuanto a la campana extractora “convencional”, hay algunas planas, de pared o extractores en el techo o en la encimera que pueden hacer la misma función.